MARTA Y MARIA

Publicado: 13/12/2012 en MENSAJES PASTORA ANGELICA

MARTA Y MARIA LUCAS 10:38-42

I. Solo una cosa es necesaria: Lo único necesario es aquello que esta en primer lugar de nuestra primera lista de prioridades. Y siendo las primicias del primer lugar, siendo lo mas importante y lo mas prioritario, lo imprescindible, esto permea todas las prioridades y todas las demás listas de prioridades habidas y por haber en la vida.

Bien podrías decir que la primera necesidad o prioridad de nuestra vida en estos momentos es nuestro trabajo, quizás porque pudiésemos pensar que sin el las demás metas de tus vida no son alcanzables.

Bien pudiésemos pensar que la prioridad de nuestra vida es nuestras familias, mis amigos e incluso mi pareja sentimental. Ya que sin ellos como prioridad no encuentro la meta de ser feliz y no tendría paz emocional en esta vida.

Bien pudiésemos pensar que nuestra primera necesidad es nuestra salud. Ya que sin ella no pudiese tener la fuerza para realizar mis planes.

Solo una cosa es necesaria, Cristo. Si tienes a Jesús no necesitas nada más. “Toda la plenitud de la divinidad habita en forma corporal en Cristo;” (Col 2:9). Si Jesús esta contigo puedes estar seguro que estas completo: y en él, que es la cabeza de todo poder y autoridad, ustedes han recibido esa plenitud. (Col 2:10). Nada es más necesario que Cristo. Ni el pan, ni el agua, ni la vida, ni la muerte, ni nada en el cielo, ni en la tierra o debajo de la tierra. El es el primer y el ultimo, el que era, ha de venir y es; en el, por el y para el son todas las cosas. Solo una cosa es necesaria, Cristo.

Este conocimiento dado por El evangelio que es la máxima revelación de Dios en Su Hijo, hizo que persona como Pablo pudiesen exclamar:

Sin embargo, todo aquello que para mí era ganancia, ahora lo considero pérdida por causa de Cristo. Filipense 4:7

Es decir la presencia de Cristo en nuestras vidas, va a cambiar nuestras prioridades. Cuando hemos tomado una decisión por aceptar a Jesucristo en nuestras vidas, El se vuelve, y únicamente es Señor nuestro cuando lo tener como Primera Prioridad en nuestras vidas.

Solo una cosa es necesaria, Cristo. Podemos percibir esto mismo en la respuesta de Jesús a la mujer samaritana en Juan 4: 10 Si supieras lo que Dios puede dar, y conocieras al que te está pidiendo agua —contestó Jesús—, tú le habrías pedido a él, y él te habría dado agua que da vida.

II. Solo una cosa es necesaria: Vista desde la perspectiva Marta. Solo una cosa es necesaria. Consideremos pues la perspectiva de Marta en aquello que ella determinó como lo más importante, Las primicias del primer lugar. Marta, ella sabia o había escuchado de Jesús. Sin lugar a duda ello tomo una decisión de seguir a Cristo, ya que dice el versículo 39, que fue ella que lo recibió en su casa. Es necesario “recibir” a Cristo. Dice Juan 1: 11-12 Vino a lo que era suyo, pero los suyos no lo recibieron.12 Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios. Marta sin lugar a duda había tomado en su corazón la decisión de aceptar al Rey. Los judíos, los romanos, los religioso de esa época, tenían en poco a Jesús. Ofrecer la casa, era sinónimo de ser partícipe del mensaje del Invitado. Marta es digna de imitar su generosidad y su fe. No perdamos la oportunidad de imitar lo bueno. Hoy mismo puedes invitar a Jesús a tu casa. Digo esto porque Jesús dijo “…tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis… De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos mas pequeños, a mi lo hicisteis” Mt. 25:34 – 40 Pero volviendo a la escritura, nos muestra un lado muy común en nosotros al leer el verso 40. Marta, por su parte, se sentía abrumada porque tenía mucho que hacer. Algo hervía distintivamente en el corazón de Marta. ¿Que fue para Marta lo único necesario? ¿Que fue lo mas importante? En su lista de prioridades ¿que estuvo en primer lugar y que permeo y guió sus decisiones? ¿Que fue para ella lo mas importante en este relato?

¿Tener lista la comida y el descanso de Jesús y sus discípulos1? Si!? ¿Quizás? Pero eso lo encontramos en la superficie. Si queremos encontrar una respuesta apropiada tenemos que ver mucho mas allá de la cocina, la sala, el comedor, el baño y las habitaciones. Tenemos que ver más allá de los síntomas y detectar la causa

Lo que vemos en Marta es una marca distintiva de INCREDULIDAD

Desconfianza en la Bondad de Jesús

Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sirviendo sola? Ella pensó que era más capaz para definir y dictar que seria lo mejor. ¿Como se le ocurre a Marta pensar que Jesús fuese incapaz o que fuese insensible para no saber y dictar lo mejor?

Señor, ¿no te importa? No te da cuidado?, no te has dado cuenta? Nunca olvidemos, nunca dejemos de confiar. Grabemos en nuestro corazón las palabras de Jesús en Lucas 11:13 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos{y a nosotros mismo}, ¿cuánto más vuestro Padre celestial? “Ciertamente bueno es Dios…” (Salmo 73:1). ¿Como se le llama cuando dudamos de la bondad de Dios? INCREDULIDAD.

Desconfianza en la Autoridad de Jesús

El Creador, gran Señor, Rey de reyes, gran Dios y príncipe de paz estaba sentado en la sala. Estaba tan turbada y afanada que !se atrevió a darle un mandato a Jesús! “¡Dile que me ayude…!”. La auto-exaltación es INCREDULIDAD. Como si dijese: Yo se lo que esta pasando aquí y se como arreglar esto, Jesús resuelve tu. Ella entendía que en ese momento nadie podía ser más capaz de discernir de qué se debía hacer (que ELLA – Marta).

Quizás hasta esperaba de Jesús un reconocimiento público. Que Jesús dijese ‘Tu tienes razón Marta. María párate ve y ayuda a tu hermana, muchachos (a los discípulos) vayan a ver como ayudan. Marta deseaba más un reconocimiento público que agradar a Jesús.

Cuantas veces hemos expresado y quizás hasta hemos Orado: “Señor pon el corazón de fulanito el deseo de servirte mas, que use el talento que tu le has dado para tu reino!, traele un avivamiento (pensando su vida espiritual anda mal)…..o pon en su corazón que se arrepienta de x pecado”

Nuestro deseo no se vuelve a veces una orden? No hemos a veces pensado alguna vez que a Dios se le “pasan” las cosas? Cuantas veces hasta hemos privado de la relación de nuestro hermano con el Señor, diciéndole, ahora si , ponte a trabajar, aquí tenemos que hacer esto o aquello, el servicio es la 6:00, ya no vayas para alla, has esto o haz el otro etc. etc.

¿Cuantas veces nuestros amigos y familiares nos desalientan y reprochan porque nuestro amor es Jesús? Y eso no nos sorprende porque no saben, ni ven ni oyen. Sin embargo, ¡que peligro cuando nosotros los que creemos desalentemos a los hermanos cuando están haciendo el bien! Cuantas veces nosotros criticamos a otro hermano por ser tan radical!

Desconfió de la Pasión que el Espíritu puso en su corazón

Marta desatendió su pasión. Sus primero pasos iban bien encaminados cuando abrió su corazón y su casa al amor y la hospitalidad. ¿Que paso con Marta? El problema no era lo que estaba haciendo sino la motivación2. El pecado fue un problema de Fe, el objeto de su confianza (motivación). A Jesús le puede ser tan agradable y honrosa la hospitalidad como sentarse a sus pies a escuchar su palabra. Ambas cosas le dan gloria a Cristo con tal que El sea el centro de toda atención, nuestra total dependencia, lo más importante y la prioridad de nuestras motivaciones.

Así como el Espíritu Santo pone en un corazón la pasión (deseo) de dar gloria a Dios siendo hospitalaria (caso de Marta), pone en otros la pasión de sentarse a los pies de Jesús a escuchar. Pero, algo cambió en Marta (v.40 –Marta, por su parte). La pasión santa fue intercambiada por una pasión carnal. Marta se centro en si misma y todo deseo espiritual perdió valor. Su auto exaltación sirvió de plataforma para dudar de la bondad, la autoridad y la sabiduría de Jesús. Su pasión ya no era Jesús sino Marta (egoísmo).

¿Cual es tu santa pasión? La evangelización, la hospitalidad, el estudio de la palabra, la oración, las alabanzas, la escuela dominical, la limpieza del edificio, llamar y felicitar a los hermanos el día de cumple años?…etc.

No pierdas el valor de tu motivación. No quieras administrar la pasión de los demás. ¿Qué haremos? Así somos nosotros, nos pasamos la mayor parte del tiempo en la condición de Marta y a la vez quisiéramos estar en la condición de María.

III. Solo una cosa es necesaria: Vista desde la perspectiva de Maria.

En cambio María, al contrastarlo con Marta, entendemos que su fe y confianza en Dios dominaba. El texto resalta la desconfianza de Marta, en el caso de María resalta más bien su obediencia. De cómo escogió la buena parte, lo único necesario, aquello que no le será quitado.

Maria escogió la Buena Parte de tres (3) maneras (a saber):

1. Maria escogió escuchar a Jesús. Jesús es lo único necesario. Cuando Jesús estaba hablando Maria estaba escuchando. Nada era más importante para ella que eso. Para ella todo podía esperar. La idea es de sed, anticipación de ser satisfecha y satisfacción plena. Sed, porque ella no solo quería oír por curiosidad o por mero entretenimiento sino ‘como tierra seca que no tiene agua’4. Tenía sed de Cristo. Anticipación, porque tan pronto entro a la casa se sentó a escuchar hacia tiempo que esperaba que Jesús pasase por Betania ‘para contemplarle en su poder y gloria’. Satisfacción, porque conociendo el don de Dios y conociendo a Jesús que llena todo, pidió ‘dame de beber’ y Jesús le dio un ‘río de AGUA VIVA’ (Juan 4:10).

2. Maria escogió sentarse a los pies de Jesús.

Se sentó a oír a Jesús. Ella estaba conectada. Queriendo aprovechar estar excelente oportunidad se olvido de todo y se humillo a si misma, teniendo por mayor estima estar a los pies de su maestro que hacerse destacar por alguna virtud personal.

3. Maria escogió aprovechar la pasión de su corazón para conocer mas a Cristo. Lo de ella dejo de ser la cocina. En Juan 12 ella se echo a los Pies de Jesús y le ungió con perfume de Nardo puro y aquí de nuevo a sus pies (aunque ésta fue la primera vez). Es esta segunda ocasión, ella ya conocía el propósito de Dios en Cristo. Perdonar nuestros pecados, que no quizo volver a decir nada, solo quizo demostrar ahora su amor con lágrimas.

El creador, gran Señor de todo, capitán de los ejércitos, todopoderoso, Rey de reyes y Señor de señores, gran Dios y príncipe de paz estaba sentado en la sala de la casa de Maria y ella se sentó a escuchar.

IV. Solo una cosa es necesaria: Vista de la Perspectiva de Jesús.

¿Que nos enseña Jesús en todo esto? ¿Que hace Jesús mientras nosotros estamos en una lucha constante con nuestros deseos y pasiones para alcanzar lo único necesario? El extiende su Mano. Notemos en 3 cosas que nos sirvan de aplicación:

1. Tiernamente reprochó a Marta ( A los que nos identificamos hoy con Marta)

Que bueno es Jesús. Marta pierde el sentido de la presencia del Soberano del Universo y el sentido de prioridad de las cosas necesarias, las cosas del Rey. Pero, Jesús no le dijo Hipócrita, sepulcro blanqueado, ni generación de víboras, como le decía a los fariseos, sino Marta, Marta. ¿A cuantas personas le hablo Jesús repitiéndole su nombre dos veces? Es tierno y no deja de ser reproche a la vez. Es suave, directo y al punto. La reprende con amor buscando ganar su Corazón y eso exactamente logró.

2. Públicamente Alabo a Maria ( A los que nos identificamos con la pasión de María)

¿Qué caracterizo a María? Sed, anticipación de ser satisfecha y satisfacción plena. Y Jesús la alabó. Porque Jesús alaba en publico a los que le adoran en lo secreto del corazón. “tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público”. (Mateo 6:4 – 6). María atesoró la presencia de su Rey. Es esa realidad interna (secreta) que aquí públicamente Jesús alaba.

Tu amigo, hermano nuevo en la fe, o en tus primeros pasos de vida cristiana: Si crees que lo único que hoy puedes hacer ante Dios es solo escuchar y pedirle sabiduría en su palabra. En esto sencillo estas alabando a Dios y estas honrando a su Hijo. En esto estas reconociendo que lo mas importante es conocerle, es tenerle y de esto nada te podra privar. Haz hecho la mejor elección.

3. Jesús declara una promesa. (A nosotros los que Luchamos) No le será quitada. Es un don de Dios. Y aquí apreciamos algo más del valor incalculable de Jesús. El es aquello que nunca será quitado porque nada nos separa del amor Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Amigo, si esta es la primera vez que escuchas esto, quiero decirte que Cristo como se lo ofreció a la mujer samaritana, el quiere darte de beber agua de vida y abundantemente. El quiere que tu le conozcas y tengas una relación personal con El. El quiere ser tu primer Prioridad, tu Primer Amor, porque sabe de todas tus demás necesidades y porque el quiere darte toda su Plenitud. Acepta al Señor Jesus en tu corazón. Tan solo dile que te perdone, que te arrepientes de haberlo tenido en otra prioridad o quizás aun ni lo tenias en tu lista de prioridades en tu vida, y que desde hoy, quieres que el Sea tu Única Cosa Necesaria y que No te será Jamas Quitada.

Hermano, para ti que ya has hecho una decisión de seguir a Jesús. Para ti que ya has conocido de la Bondad de Dios, y del don de amor en Jesús. Hoy es necesario que revises, si El está siendo la prioridad en tu vida. Si nos hemos distraído de nuestra prioridad, hoy es el Señor que te habla por tu nombre y lo repetirá suavemente dos o tres veces…Hermano, deja de estar preocupado por otras cosas, reconóceme como tu Señor, como tu primer Amor, recuerda que Yo he venido para que tengas vida, y vida en abundancia. Y nada te podrá privar de Mi Amor por ti.

Hoy Señor reconocemos que TODO ES POR TI.

PASTORA AMELIA OSORIO DE HERNANDEZ DOMINGO 2 DE DICIEMBRE 2.012

Los comentarios están cerrados.