MALAQUIAS 1

Publicado: 20/11/2012 en MENSAJES PASTORA ANGELICA

Malaquías es el último libro del Antiguo Testamento y fue escrito aproximadamente entre el 450 y el 400 A.C. Malaquías significa “Mi mensajero”. A lo largo de la Biblia vemos como Dios usa a mensajeros para revelarnos su plan, su justicia y su juicio también. El contexto histórico se ubica unos cien años después de que los judíos regresaron a Jerusalén de su cautiverio en Babilonia. En los días de Malaquías, el pueblo se comienza a olvidar de sus pecados pasados, y Dios envía el mensaje de juicio contra ellos. Este es el único libro profético que en lugar de terminar con profecías de liberación, termina con declaración de juicio.

 

Apo 3:14  Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto:

Apo 3:15  Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente!

Apo 3:16  Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

Apo 3:17  Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.

Apo 3:18  Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.

Apo 3:19  Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.

Apo 3:20  He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

Apo 3:21  Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Apo 3:22  El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

 

Mat 22:11  Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda.

Mat 22:12  Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció.

Mat 22:13  Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

 

Mal 1:1  Profecía de la palabra de Jehová contra Israel, por medio de Malaquías.

Mal 1:2  Yo os he amado, dice Jehová; y dijisteis: ¿En qué nos amaste? ¿No era Esaú hermano de Jacob? dice Jehová. Y amé a Jacob,

Mal 1:3  y a Esaú aborrecí, y convertí sus montes en desolación, y abandoné su heredad para los chacales del desierto.

 

Malaquías significa mi mensajero

Esaú, llamado también Edom, era el antepasado de los edomitas (Gn 25.29-30), proverbiales enemigos de Israel

Pan significa ofrenda sobre el altar.

 

aproximadamente en el año 430 AEC. El Templo había sido reconstruido desde hacía casi un siglo, pero el pueblo estaba perdiendo su entusiasmo hacia la adoración. La apatía y la desilusión se habían establecido debido a que no se habían cumplido las profecías mesiánicas de Yeshayah, Yirmeyah y Mijah. Muchos de los pecados que habían provocado la caída de Yerushalayim en el año 586 AEC . se seguían practicando en Yahudáh. Malaji confrontó a los hipócritas con su pecado al representar, de manera gráfica, un diálogo entre YAHWEH Justo y Su pueblo insensible.

 

Con ocasión de la destrucción de Jerusalén en 586 a.C. por los caldeos, los habitantes de Edom se ensañaron con los judíos vencidos, uniéndose a los vencedores. Con ello, la tradicional enemistad de los dos pueblos llegó al paroxismo.

 

Rom 9:10  Y no sólo esto, sino también cuando Rebeca concibió de uno, de Isaac nuestro padre

Rom 9:11  (pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama),

Rom 9:12  se le dijo: El mayor servirá al menor.

Rom 9:13  Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí.

Rom 9:14  ¿Qué, pues, diremos? ¿Que hay injusticia en Dios? En ninguna manera.

 

Heb 12:16  Que ninguno sea fornicario o profano, como Esaú, que por una vianda vendió su primogenitura.

Heb 12:17  Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue reprobado, que no halló lugar de arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas.

 

Mal 1:4  Cuando Edom dijere: Nos hemos empobrecido, pero volveremos a edificar lo arruinado; así ha dicho Jehová de los ejércitos: Ellos edificarán, y yo destruiré; y les llamarán territorio de impiedad, y pueblo contra el cual Jehová está indignado para siempre.

Mal 1:5  Y vuestros ojos lo verán, y diréis: Sea Jehová engrandecido más allá de los límites de Israel.

 

Mal 1:6  El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra? y si soy señor, ¿dónde está mi temor? dice Jehová de los ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre?

Mal 1:7  En que ofrecéis sobre mi altar pan inmundo. Y dijisteis: ¿En qué te hemos deshonrado? En que pensáis que la mesa de Jehová es despreciable.

Mal 1:8  Y cuando ofrecéis el animal ciego para el sacrificio, ¿no es malo? Asimismo cuando ofrecéis el cojo o el enfermo, ¿no es malo? Preséntalo, pues, a tu príncipe; ¿acaso se agradará de ti, o le serás acepto? dice Jehová de los ejércitos.

Mal 1:9  Ahora, pues, orad por el favor de Dios, para que tenga piedad de nosotros. Pero ¿cómo podéis agradarle, si hacéis estas cosas? dice Jehová de los ejércitos.

Mal 1:10  ¿Quién también hay de vosotros que cierre las puertas o alumbre mi altar de balde? Yo no tengo complacencia en vosotros, dice Jehová de los ejércitos, ni de vuestra mano aceptaré ofrenda.

 

 

Jehová de los ejércitos.” Heb.: Yehwáh tseva·’óhth. Esta expresión aparece 24 veces en Mal

Deu 15:19  Consagrarás a Jehová tu Dios todo primogénito macho de tus vacas y de tus ovejas; no te servirás del primogénito de tus vacas, ni trasquilarás el primogénito de tus ovejas.

Deu 15:20  Delante de Jehová tu Dios los comerás cada año, tú y tu familia, en el lugar que Jehová escogiere.

Deu 15:21  Y si hubiere en él defecto, si fuere ciego, o cojo, o hubiere en él cualquier falta, no lo sacrificarás a Jehová tu Dios.

 

Mal 1:11  Porque desde donde el sol nace hasta donde se pone, es grande mi nombre entre las naciones; y en todo lugar se ofrece a mi nombre incienso y ofrenda limpia, porque grande es mi nombre entre las naciones, dice Jehová de los ejércitos.

Mal 1:12  Y vosotros lo habéis profanado cuando decís: Inmunda es la mesa de Jehová, y cuando decís que su alimento es despreciable.

Mal 1:13  Habéis además dicho: ¡Oh, qué fastidio es esto! y me despreciáis, dice Jehová de los ejércitos; y trajisteis lo hurtado, o cojo, o enfermo, y presentasteis ofrenda. ¿Aceptaré yo eso de vuestra mano? dice Jehová.

Mal 1:14  Maldito el que engaña, el que teniendo machos en su rebaño, promete, y sacrifica a Jehová lo dañado. Porque yo soy Gran Rey, dice Jehová de los ejércitos, y mi nombre es temible entre las naciones.

 

Isa 56:6  Y a los hijos de los extranjeros que sigan a Jehová para servirle, y que amen el nombre de Jehová para ser sus siervos; a todos los que guarden el día de reposo para no profanarlo, y abracen mi pacto,

Isa 56:7  yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.

 

(1) pensar solo en lo que les convenía: ser lo más barato posible, (2) ser negligentes: no les importaba lo que ofrecían en sacrificio, y (3) desobedecer totalmente, ofreciendo sacrificios a su manera y no como YAHWEH se los había ordenado. Estos métodos que utilizaban al ofrecer sacrificios mostraban su verdadera actitud hacia YAHWEH.

 

El verdadero sacrificio de la nueva ley, sustituye los sacrificios de la antigua ley, pues el sacrificio exterior debe siempre ir acompañado del sacrificio interior del corazón

 

Zac 8:20  Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Aún vendrán pueblos, y habitantes de muchas ciudades;

Zac 8:21  y vendrán los habitantes de una ciudad a otra, y dirán: Vamos a implorar el favor de Jehová, y a buscar a Jehová de los ejércitos. Yo también iré.

Zac 8:22  Y vendrán muchos pueblos y fuertes naciones a buscar a Jehová de los ejércitos en Jerusalén, y a implorar el favor de Jehová.

Zac 8:23  Así ha dicho Jehová de los ejércitos: En aquellos días acontecerá que diez hombres de las naciones de toda lengua tomarán del manto a un judío, diciendo: Iremos con vosotros, porque hemos oído que Dios está con vosotros.

 

Jua 4:24  Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.

 

Los comentarios están cerrados.