SIENDO TESTIGOS DEL PODER DE DIOS EN EL REINO

Publicado: 18/06/2007 en MENSAJES PASTORA ANGELICA

 

 

PODER DE EXALTACION

EL Señor anhela que le exaltemos, muchos queremos y añoramos ser exaltados en todas las áreas de nuestra vida, pero Jesucristo es el único digno de toda exaltación.

La palabra exaltación significa  :v. Alabar, Engrandecer, Glorificar, Magnificar

Hech 2:32 A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos.
Hech 2:33 Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís.

Como hijos de Dios y ciudadanos del Reino, el Señor nos ha llamado a ser cabeza y no cola, a estar por encima y no por debajo, pero para que esto se de en nuestra vida necesitamos primeramente humilarnos delante de Dios para que la exaltación llegue a nosotros. Así como Jesús se humilló padeciendo la muerte en la cruz del calvario para redimirnos de nuestros pecados, es necesario igualmente que nuestro "yo" muera, llegar al altar de Dios, que es el sitio biblico del matadero, presentarnos delante de él y morir a nosotros, a nuestros planes, a nuestra  agenda, a nuestro yo y hacer como Jesús obedientes hasta la muerte; y cumplir el plan que el Padre ha trazado en nuestras vidas.

No debe atemorizarnos ni preocuparnos ésto, Dios es un padre maravilloso y siempre anhela darnos lo mejor, si tus planes no se acoplan con los de Dios es porque para tu vida hay algo muchisimo mejor.

Jer 29:11 Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

Siempre Dios va a darte lo mejor, y tendrás un fin de victoria si le obedecemos, tal cual le sucedió a Jesús.

Hech 5:31 A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados.

No es posible seguir con nuestra vieja manera de vivir y creer que vamos a ser exaltados, quizas consigas con tus buenas relaciones ser exaltado por el hombre y no por Dios, pero si genuinamente deseas ser exaltado por Dios estonces debes alinear tus caminos con la senda trazada por Dios para ti, porque allí te irá bien y verás la bendición de Dios.

Fil. 2:3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;
Fil 2:4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.
Fil 2:5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,
Fil 2:6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,
Fil 2:7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;
Fil 2:8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.
Fil 2:9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,
Fil 2:10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;

Si hasta ahora has tenido una actitud de soberbia, prepotencia ante la presencia de Dios y ante tu projimo, dejame decirte que lo que anhelas no lo vas a obtener con tus fuerzas sino  con el poder de Dios.

Zac 4:6 Entonces respondió y me habló diciendo: Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.

Debemos esperar el tiempo de Dios para la exaltación, las cosas no se daran en nuestro tiempo, sino en el tiempo de Dios.

1Pe 5:6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;
1Pe 5:7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

Hay un poder de exaltación dado a los hijos de Dios, aquellos que saben y reconocen a que les llamó Dios, que conocen quien en su Dios, que anhelan y han sido obedientes a Dios.  Este poder de exaltación está en ti y en mi, sólo debemos humillarnos delante del Rey, quebrantarnos en su presencia y aceptar su voluntad en nosotros y entoces éstos actos  detonanran el poder de exaltación.

Sant. 4:10 Humillaos delante del Señor, y él os exaltará. 

La humildad es el camino a la exaltación, la senda correcta para ser cabeza, para estar por encima en todos los aspectos de nuestra  vida. La soberbia es el paso que antecede a la caida.

Sal 147:6 Jehová exalta a los humildes,
Y humilla a los impíos hasta la tierra.

Sant. 4:6 Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.

Si anhelas ver milagros, señales, prodigios, sanidades, liberaciones, puertas abiertas en tu ministerio y en tu vida solo HUMILLATE DELANTE DE LA PRESENCIA DEL SEÑOR Y EL PODER DE EXALTACION ESTARA EN TI.

Escrito por la  Hna Angélica Hernández 

comentarios
  1. Danilo Rocael Cuyuch Baten dice:

    Excelente hermana Gracias Dios te Bendiga Gracias por esta pagina excelente me e apredido mucho de estas enseñanzas

  2. Te bendigo paz y gracia sobre tu vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s